¿Cómo mantener tu Plato de ducha de resina como el primer día?

¿Cómo mantener tu Plato de ducha de resina como el primer día?

Los platos de ducha de resina han sido los protagonistas de las reformas de baño de nuestro país en los últimos años.

En los últimos años, en las rehabilitaciones de los baños nos acostumbramos a escuchar: Vamos a cambiar la bañera por un plato de ducha, sobretodo en un segmento de población de mediana edad que veía que con los años necesitaría de las ventajas funcionales de un plato de ducha y que con la llegada al mercado de los platos de ducha de carga mineral no tendría que renunciar a la estética en los platos de ducha

Pero hemos visto que los platos de ducha de carga mineral pueden ocasionar una serie de problemas a corto o largo plazo si no tenemos en cuenta una serie de consejos de mantenimiento y unos parámetros para una correcta instalación que en esta entrada de blog os descubriremos. 

Para evitar problemas de difícil solución lo más importante es una correcta instalación del plato de ducha de carga mineral  

A priori, parece que nuestro instalador debería saber como se instala un plato de ducha de carga mineral, pero... ¿Es realmente así? Por desgracia no siempre es así.

Los platos de ducha deben tener una superficie de apoyo en toda su totalidad ya que al estar fabricados con resina y carga mineral si solo apoyan en varios puntos, el plato puede deformar con el calor y el peso, cosa que hará que se pierda la pendiente y nos ocasionará problemas de desaguado. Así que para evitar problemas, es importante saber que, la instalación del plato es un momento clave para ello.

Una vez instalado nuestro plato de ducha de carga mineral, tenemos que saber que el acabo superficial de un plato esta fabricado con Gelcoat, una pintura de base epoxy con multitud de propiedades físicas pero que puede ocasionarnos algún pequeño problema si no seguimos estas recomendaciones.

El acabado del gelcoat es más antideslizante que el de la porcelana esmaltada, eso significa que es más antideslizante pero también que retiene con más facilidad la suciedad. 

¿Cómo mantengo mi plato de ducha limpio?

El primer paso es ser conscientes de que un producto más antideslizante nos aporta más seguridad en el baño pero también más mantenimiento, una vez interioricemos esto, seremos conscientes que el plato de ducha de carga mineral habrá que limpiarlo de forma más significativa según las manchas de éste. 

Saber que en algunos casos tendremos que frotar para arrancar de forma mecánica la suciedad del plato nos dará perspectiva de que el plato de ducha tiene este pequeño inconveniente pero en contrapartida nos aporta seguridad al día a día haciendo que el coeficiente de resbalicidad sea mucho mayor, aportando seguridad y comfort. 

¿Puedo utilizar todo tipo de productos?

En principio si, todos los productos de limpieza del hogar son aptos para los platos de ducha de resina, solo hay que tener en cuenta que su punto más débil es la placa de acero inox del desagüe que con productos ácidos podemos provocar la oxidación de estos pero que el resto del plato aguantará todos los productos básicos y ácidos de limpieza sin ningún problema. 

Por último, hay que tener en cuenta que el gelcoat puede tener una pequeña capilaridad y puede ser que manchas más resistentes como los tintes, en caso de dejarlos reposar sin limpiar,  no podamos desprendernos de sus manchas.

En ese caso, ¿Que puedo hacer?

En ese caso hay una solución, la acetona será nuestra mejor amiga para esas manchas que se resisten a desaparecer en el gelcoat, haciendo que nuestro plato de ducha luzca como el primer día.

Esperamos que esta esta entrada de blog de Sindesliz os haya resuelto algunas dudas de los platos de ducha de carga mineral, no obstante, en el mercado hay muchos topos de calidades y por eso os recomendamos que si quereís un plato de ducha de carga mineral, Sindesliz os dará las máximas garantías.  

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código